Aintech: cuando el cobre se pone en el frente de batalla contra la pandemia

Reportaje País Circular

Este laboratorio de nanociencia desarrolló dos productos con nanopartículas de cobrechileno, cuyas propiedades permiten penetrar las membranas del coronavirus y frenar suavance. Mientras Decutec es un detergente-desinfectante que fue probado en los busesdel Transantiago, Aircop es un spray de bolsillo que sanitiza las mascarillas y las superficieshabituales de contacto de las personas, como computadores, celulares, escritorios y hastalos propios zapatos antes de entrar a las casas.

Los ancianos y ancianas del Hogar de Cristo, que conforman la población más propensa a sufrir contagio por la pandemia del coronavirus, recibieron con indisimulada alegría la donación que realizó el laboratorio de investigación y desarrollo en nanociencia, Aintech: 760 litros de su producto Decutec, un detergente-desinfectante con amonio cuaternario que está hecho a base de nanopartículas de cobre.

El producto contribuye a cumplir con las condiciones básicas de higienización que exige el combate de la pandemia. Gracias a esta donación, el Hogar de Cristo podrá sanitizar 74 recintos residenciales, lo que abarca una superficie de 60 mil metros cuadrados, equivalentes a 10 canchas de fútbol aproximadamente.

“Decutec es un producto que lo veníamos trabajando hacía 10 meses en el Transantiago y la idea era bajar las cargas bacterianas para darle un mejor servicio al usuario. El amonio cuaternario que usamos -una especie de cloro- tiene un componente que nos ayuda a fijar las nanopartículas de cobre en la superficie. La nanopartícula debe quedar en estado metálico, esto es muy importante. ¿Por qué? Porque si no está en estado metálico no perdura su efecto en el tiempo”, explica Vittorio Stacchetti, fundador y gerente comercial de Aintech (www.aintech.cl y @aintech_lab en Instagram).

Decutec es uno de los dos productos que desarrolla Aintech en su línea de negocios “sanitaria”: el otro es Aircop, un spray de solución alcohólica que en el contexto del COVID-19 cobra especial importancia a la hora de limpiar las mascarillas comunes y corrientes, y sanitizar las superficies y objetos que las personas suelen usar tanto en la calle como en sus propias casas.

“Aircop es un producto de alcohol al 70 por ciento con nanopartículas de cobre. Esto nació de una sugerencia de una misión que hicimos en Japón. Ellos nos solicitaron hacer un producto para alargar la vida útil de las mascarillas. Todo esto antes del coronavirus. Es un spray que se lleva en el bolsillo, y la diferencia con Decutec radica en el tamaño: las nanopartículas de Aircop son de 250 nanómetros, es decir, relativamente más grandes que las de Decutec, que tienen entre 2,5 y 5 nanómetros”, agrega Stacchetti.